Feliz Navidad

Todos los mininos de Frecuencia Felina os deseamos una Feliz Navidad.
Esperamos que estos días nuestros amigos callejeros encuentren pronto un hogar donde estar calentitos y que en 2014, sólo queden en la calle aquellos que salgan a pasear.

Namaste


Nala, Mojito, África y Ying


Arenas movedizas

Encontrar la arena perfecta es un tema de ensayo y error, como casi todo en la vida: vas probando aquí y allí hasta encontrar lo que buscabas.
Hoy quiero hacer un repaso por todos los tipos de arena que he ido probando para mis gatines. Puro glamour en este post, ¿verdad?
Por favor, es una mera opinión personal, que me haya ido bien o mal, no quiero decir que algo sea bueno o malo; aún así, espero que os sirva de guía.

Os dejo con cinco tipos del sinfín que tenemos a nuestra disposición.
En el mercado, existen muchos tipos de arenas, todas te prometen durar infinidad de días y eliminar los olores.
Bueno, siento decir que lo único que elimina de verdad el olor es limpiar la arena de restos dos veces al día, cambiarla una vez a la semana y fregar el arenero.
¿Con qué? Desde luego, no con amoniaco ni lejía como aconsejan algunos, incluso para limpiar alfombras o el suelo: son olores que atraen a los gatos, de modo que mejor utilizamos un producto neutro que además no destroce el medio ambiente.
La mayoría indica que puedes usarla hasta 4 semanas. MEEEEEEEEEKKKKKKK: mejor una vez a la semana. Si nosotros creemos que desprende "algo" de olor, multiplicadlo por 10 para un olfato tan fino como el de nuestros gatos.

1. Arena tradicional
Aunque es la más barata, la descarataría de pleno. Desprende muchísimo polvo, no sólo para el suelo y las paredes, sino para los pulmones de nuestros amigos. 

2. Arena de sílice
Creo que la mayoría de los propietarios tienden a usar este tipo de arena. 
Para mí, tiene dos ventajas principales: no desprende polvo y, en caso de infección en la orina de nuestro animal, lo muestra fácilmente. Para África, con fallo renal, es la que usamos.
Eso sí, de todas las marcas que he probado, me quedo con una blanca, tipo Mercadona. Todas absorben el  olor igualmente, no he encontrado ninguna diferencia entre la de 3,50€ y la de 7€.
La venden incluso en paquetes de 20 kilos, aunque si no tienes un buen sitio donde almacenarla y la bolsa de plástico se rompe, estarás pasando la aspiradora un mes.
3. Lecho de "pellets"
Indicado también para roedores, es un tipo de lecho a modo de pequeño cilindros de madera y resina. 
La compré por equivocación, y los 9 litros restantes del paquete siguen almacenados para un caso de urgencia.
No me ha parecido nada higiénico ni absorbente, por no comentar que Mojito lo confundió con bolitas para jugar y las sacó por toda la casa (menos mal que aún no lo habían estrenado). Nala que es todo terreno lo probó, aunque no parecía muy cómoda, pero Mojito ni se acercó salvo para jugar como os comentaba.
Eso sí, no desprende polvo y se barre fácilmente si cae fuera del arenero.

4. Arena  "comida para peces"
Este producto me ha resultado tan infame que ni siquiera encuentro su nombre en el paquete; es una mezcla entre arena aglomerante y la vegetal.
La textura es exactamente igual que la comida de peces, en escamas muy pequeñas que acaban apareciendo por todas partes, y dejando una capa de polvo alrededor. 
Se supone que es aglomerante, pero aparte del nombre del paquete, no lo he visto por ningún otro sitio. 
Esta marca que compré en concreto dice llevar aroma de aloe vera que neutraliza el olor; no iría tan lejos, aunque sí es cierto que disimula bien el olor.
Una cosa sí tiene: dice honestamente que dura 7 días.
El primer día que la puse, pillé a Mojito zampándose la arena, y sacándola toda fuera. Si vuestro gato es del tipo "experimento con todo", no resulta buena opción.
Os dejo una foto para que os hagáis una idea:


5. Lecho higiénico vegetal conglomerante (o aglomerante)
Para mí, el mejor hasta el momento junto con la arena de sílice.
Resulta muy fácil recoger y limpiar el arenero; es cierto que suelta más virutas que la arena de sílice, pero me compensa al ser un producto natural.
No suelta nada de polvo y, por suerte, mis mininos no se lo han zampado.
Aunque en el paquete dice que dura infinidad de días, yo sigo con mi plan: a la semana, reemplazo y fregado de arenero.


Bueno chicos, espero que os sirva de guía. Si necesitáis algún nombre comercial, os lo envío como siempre por correo, para no hacer publicidad por aquí.

Namaste

Cristina

Plantas tóxicas para nuestros mininos



En mi último cumpleaños, recibí una maravillosa azalea de una amiga, a la que mis gatos no dejaban de mirar con cara rara (a la planta, no a mi amiga). Fui directa a Internet, donde descubrí que -pese a ser una planta preciosa- es tóxica para los animales.
Esto me llevó a investigar y navegar por páginas, para hacer una recopilación de plantas que resultan tóxicas para nuestros compañeros, felinos y caninos.

En general, hay que prestar atención a aquellas plantas que contengan latex en su interior, las que crezcan a partir de un bulbo, aquellas que pertenezcan a la familia de las gramíneas o tengan frutos.

Os dejo a continuación con un listado de plantas más comunes en casa y jardín; como siempre, cualquier sugerencia es más que bienvenida.
En este enlace, encontraréis además un gran compendio de todo tipo de plantas y su efecto en el campo veterinario.




A

Acacia blanca o falsa acacia

Acebo

Acedera común

Adelfa (todas sus clases): todas las partes son tóxicas

Aguacate

Alfalfa

Almendro

Aracea

Azalea: Las flores y hojas son las dos partes más tóxicas de la planta.

Azucenas (todas sus clases)



C

Cadillo

Caladio (todas sus clases), Corazón de Jesús o Paleta de pintor

Campanilla: aunque es una planta purgante, las semillas y las raíces son tóxicas.

Castaño de Indias

Cebolla

Ciclamen

Clivia

Cola de caballo

Cola de tigre

Coliflor

Cólquico o azafrán

Costilla de Adán (excepto los frutos)

Crotón



D

Dedalera

Difenbaquia: por el latex que contiene en su interior.



E

Encina

Enebro

Escobilla

Lirio de la paz



F

Filodendro (todas sus clases)

Flor de Pascua o Poinsetia: todas la planta es tóxica, en especial el látex de su interior



G

Galán de día



H

Helecho

Hiedra (a excepción de los frutos)

Hierba de San Juan

Hortensia



J

Jacinto (el bulbo)

Jara



L

Lantana camara (en cualquier tipo o color)

Lilas y Lila de Persia

Limoncillo

Lirio



M

Mostaza

Muérdago (los frutos)



N

Nabo del diablo (existen dos plantas para este nombre común, la tóxica es la Oenanthe crocata)

Narciso (todas sus clases)



P

Paraíso

Pie de cabra (existen dos plantas para este nombre común, la tóxica es la Oxalis pes-caprae; además, resulta una planta muy invasiva)

Potos (incluso al masticarlo)



R

Ricino o Higuera del diablo (tanto para humanos como para animales)

Roble

Tejo (tanto para humanos como para animales)

Trébol y trébol dulce

Tulipán


Namaste

Cristina

El invierno y los gatos callejeros

Con el frío, nuestros amigos callejeros buscan refugio en los motores y neumáticos de los coches.
Normalmente, cuando abrimos la puerta salen corriendo, pero no siempre, sobre todo si son pequeños.

Os dejamos con un consejo de nuestros amigos de Feliway, unas sencillas recomendaciones que salvarán a los gatines que se hayan metidos en vuestros coches. Simplemente dado unos golpecitos en el capó, nos aseguraremos de que salgan.
En este enlace podéis leer el post de nuestros compañeros, a los que agradecemos haber podido utilizarlo.

¿Otra opción? Recogerles en casa tras haberles llevado a un veterinario para hacerles las pruebas. Cambiará vuestra vida.


(Fuente imagen: El secreto de los gatos felices)

Namaste,

Cristina

Mercadillo a favor de Protección Felina

El día 9 de noviembre, estaremos en el mercadillo de Protección Felina. Todos los beneficios conseguidos con nuestras piezas irán destinados al cuidado y esterilización de los mininos en Madrid.
Es una gran oportunidad para empezar a comprar los detalles de Navidad, mientras colaboráis con un gran obra.
Felicitamos además a nuestras amigas por la gran labor que están realizando.
!Esperamos veros a todos allí!

Namaste,

Cristina


Juguetes "lowcost"

¿Cuál es el juguete perfecto para nuestro gato? ¿Es el más sofisticado?

He comprado multitud de juguetes para gatos, de todo tipo y de todos los precios y por la reacción de mis mininos, os digo que como los caseros son los mejores.
No vamos a empezar con esa frase de "en tiempos de crisis", simplemente, vamos a ser prácticos

Aquí os dejo con una lista de los "Los Top Five por menos de 1€":

1. La pelota espacial (de papel aluminio)
Todo un clásico. Recomiendo no hacerlas demasiado grande, y apretar bien el material para hacer que la pelota sea compacta.


2. Campana tubular.
El rollo del papel de cocina cuando se acaba, rueda, está hecho de cartón y además lo renuevas fácilmente. Perfecto.

3. Lazos del oeste 
Cintas anchas tipo lazos o cinturón de tela de un vestido/camisa que no uses. Si no tienes nada a mano, en la mercería encuentras lazos por prácticamente nada.
Ten en cuenta que debe ser de un material que no deshilache, para evitar que nuestros amigos se traguen las hebras o hilos.
Personalmente no soy nada partidaria de jugar con ovillos de lana, gomas elásticas o del pelo: es más que probable que se las acaben zampando en un descuido. 
Puedes colgarlo del pomo de la puerta o, aquí mi recomendación, muévelo tú y corre con ellos por la casa mientras intentan cazarlo.


4. El bote-sonajero redondo
Cuando termines algún frasco pequeño de plástico, tipo loción, pásalo por el agua bien caliente para quitarle el resto de jabón/champú/desmaquillante que pueda quedar. Una vez que esté bien limpio (asegúrate bien por favor, no queremos que se intoxiquen nuestros peques), ponlo a rodar en el suelo. Si además le metes dentro chuches o bolitas de pienso seco que hagan ruido, les tienes entretenidos un buen rato. 
Por favor, no metas dentro canicas ni bolitas pequeñas, se las pueden tragar y, creedme, son capaces de abrir el frasco. Con el pienso te aseguras el mismo efecto y, si llegan a abrirlo, no hay peligro.



5. Y el número 1 indiscutible: la CAJA DE CARTÓN. Yo cuando veo que le han perdido la gracia, o cuando la base de la caja es ya prácticamente inexistente, la reciclo y pongo una nueva. Puedes hacer una abertura por una de las tapas, y metes por ahí papelitos, ratones de juegues, o aún mejor, ¡mete una pelota de papel de aluminio dentro!



Y un ingrediente secreto para el éxito: en todos estos momentos, tú eres la parte más importante, con quien realmente tu gato quiere y necesita jugar.
Disfrútalo. 

Namaste

Cristina

Winter is Coming: fotosíntesis felina

Amigos gatunos e incondicionales de Juego de Tronos: se acerca el invierno.

Parece que por fin se marcha este verano interminable y podemos sobrevivir sin el abanico.
Nuestros frioleros amigos, empezarán a buscar sitios donde estén más calentitos, así que vamos a echarles una mano.

Busca alguna manta acolcha y blanda, de lana por ejemplo (que no puedan morder y comerse las hebras), déjala sobre el sillón o la cama, donde les guste estar.
Se sentirán muy cómodos.

Si tienes una habitación soleada, abre las cortinas para que les entre la luz; lo ideal sería que hubiera un sofá, cama, su cojín... un sitio donde puedan tumbarse mientras hacen la fotosíntesis.

Os dejo una foto de África vegetando al sol en el invierno de la montaña (disculpad la calidad, está hecha con móvil), y de Nala y Mojito en su siesta.







Namaste

Cristina





La Gatoteca



Amigos gatunos, estamos de enhorabuena. ¡La Gatoteca ha abierto sus puertas en Madrid!



Se trata de un proyecto de la ONG ABRIGA (Asociación Benéfica por el Rescate e Inserción de Gatos en Adopción), donde los amantes de los gatos podemos acércanos y pasar un rato con la colonia allí acogida: jugar con ellos, dejar que nos ronroneen un rato y, si hay mucho feeling. ¡Adoptar al gatín!

Os dejo el enlace a su página, donde encontraréis toda la información sobre horarios, cómo llegar (mejor comunicado imposible...), qué tipo de actividades realizan…




Una gran iniciativa para ayudar tanto a nuestros amigos callejeros como a las personas que ponen un gato en su vida.



Yo ya me he apuntado, ¿a qué esperáis vosotros?





Namaste


Cristina

Sospechosos habituales

Atención a todas las unidades felinas. 
Estamos bloqueando a los siguientes objetos sospechosos. Si los ven en sus casas, apártenlos de inmediato y alejen a sus gatos;  se hacen pasar por objetos inofensivos pero pueden resultar altamente peligrosos.
Si sus gatos tienen tendencia al "Pica" y se tragan todo lo que pillan, reporten inmediatamente a Central:

1. El cordón del mandil de la cocina. Seriedad agentes, no sería el primer gato que se lo come entero.

2. Cualquier componente del comando "Caja de costura": botones, alfileres, hilos, dedales... Aunque se lo hayan regalado sus abuelitas y sean antiguas cajas de galletas de mantequilla, déjenlas en un cajón innacesible. 

3. Cordones de los zapatos. Recuerden a sus madres y su "deja los zapatos en el zapatero", ellas saben por qué lo decían.

4.  Pendientes, collares, anillos. Quedan muy bonitos puestos, pero no en la tripita de un gato.

5. Componentes de la unidad "Los 1000 y 1 cacharros del baño". Se trata de un grupo armado y peligroso, compuesto por algodones, horquillas, gomas del pelo... 
Si el arenero está en el aseo, dejen todos los utensilios dentro de un cajón.

6. Material de oficina, también conocidos por "La panda del Clip y la Caja de Grapas". Si sospecha de alguno de estos objetos, pónganlos en un cajón. No intenten subirlo a una balda: sus gatos trepan mejor.

7. Cables. Peligran tanto gatos como viviendas. Acudan al Leroy Merlín más próximo y adquieran un protector para cables por dos duros.

8. Juguetes que contengan gomas elásticas. Se hacen pasar por inofensivos juguetitos y esconden peligrosas y finas gomas masticables y "tragables".

9. Plantas artificiales. Sus hojas de plásticos se pueden masticar y tragar; además, son horrorosas y atentan contra la estética, no quedan bien en ningún sitio.

10. Las temibles "Tiritas". Estos objetos pueden llegar a ser mortales; sobre todo cuidado con el enemigo público número uno:  la "Tiritas con un apósito de silicona debajo" (lean nuestro último post/boletín para estar informados del alcance).

Esperamos sus informes y reportes para completar la lista.

Namaste

Central Frecuencia Felina

Gatitos tragaldabas

Una buena definición para mi Nala.
Desde que era un cachorro, ha tenido debilidad por la comida de todo tipo, tanto por la que es comestible como la que no. Cuando tenía 10 meses se metió en un cajón y se comió el tirante de un sujetador.

Acabo de pasar por  una experiencia parecida, aunque el proceso ha sido algo diferente...
Tres semanas atrás, Nala tuvo un par de arcadas; lo achaqué a una posible bola de pelo y no le di más importancia, aunque debía haberme saltado la alarma, porque peino a mis gatos todos los días.
Pero hace dos sábados, Nala empezó a vomitar algo amarillo, síntoma claro de un daño en el hígado. Esperé a que pasara ese día, y la situación no cambió, tampoco comía ni se quería mover, así que salimos corriendo a urgencias.
A mi pobre le hicieron de todo, aparte de raparle  la mitad del cuerpo: radiografía, ecos, análisis... Y por supuesto sedada, porque Nala no iba a dejarse fácilmente.
Tenía un cuerpo extraño al final del intestino, cerca del páncreas y me dijeron que había que abrirle de urgencias, con posibilidad de tener que cortar la parte del intestino donde estaba alojado lo que fuera que se había tragado.
Desde que la dejé, hasta que me llamaron, fueron de las peores horas de mi vida.

A las cinco de la tarde me llamaron de la clínica; todo había ido bien y se lo habían extirpado. Parece que llevaba bastante tiempo ahí metido y le había provocado, además del daño en la zona en la que estaba, úlceras por donde había ido pasando, con un posible daño en el páncreas que tenían que analizar.
Hospitalización de 24 a 48 horas, según se recuperara y tolerara la comida. Si no comía, habría que probar con sonda.
¿Mi opinión? "Me la llevo a las 24 horas si tolera la comida. Y nada de sonda, si se lo doy yo, conmigo sí comerá"
Creo que aquí tiene que entrar en acción nuestro instinto. Conocemos a nuestros gatos mejor que nadie y, en mi caso, sé que a Nala le habría podido el miedo; que comería muy poco o nada y que era posible que no se debiera a la operación, sino a estar allí en una jaula, con un collar puesto, oliendo a anestesia y a químicos.
Lo hablamos y me la pude llevar el lunes por la tarde, después de que hubiera comido algo por jeringa.
Aquí la pude lavar, porque no os quiero contar cómo olía... y muy poco, pero comió.
Mi pobre Mojito salió corriendo en cuanto la vio, pero se quedó vigilándola desde el rincón, no la perdió de vista ni un minuto.
Creo que ésto fue lo que peor llevó Nala, porque en cuanto llegó a casa, se fue directa a ver a su hermano, le necesitaba.

La primera semana fue muy dura; medicación que no quería tomar, comida especial y separada por dos gatos, curas, collar isabelino con el que me voy dando contra todo, ese "Mojito acércate" y Mojito huyendo, y un "no me despego de ti ni cuando entras en la ducha". 
Y Nala nos demostró lo valiente y fuerte que es, porque cada día se recuperaba un poquito más. Mojito se terminó acostumbrando y le bañaba la cabeza porque sabía que ella no podía; nunca intentó tocarle la herida.
Hasta que a las dos semanas más o menos, le quitaron el collar. Creo que estuvo algo así como 30 minutos bañándose...

¿Consejos?
Ver a tu gato con un collar puesto es muy difícil, aunque nos resulta peor a nosotros que a ellos. Sé que hay gente que prefiere quitárselo porque piensan que el animalín sufre, pero esos 10/15 días compensan y son preferibles a tener que volver a ingresar a tu gato porque se ha abierto la herida. Los animales son unos supervivientes y se adaptan mejor que nosotros a todo.
Pensad siempre en lo que sea mejor para ellos; se apañan para comer y beber, y si no, les podéis ayudar con cucharitas para comer y tarros altos para el agua.

A partir del quinto día, le quitaba un rato el collar cuando estaba en casa, siempre vigilándola, para que pudiera bañarse. Creo que recuperar su olor, que tengan sus feromonas de nuevo, es clave en su recuperación porque les hace estar más calmados. Eso sí, mil ojos porque a la herida no pueden ni acercarse.

Mi casa está totalmente blindada; ya tenía cosas fuera de su alcance, ¡pero es que ahora la repaso todos los días!
Descubrí además que esta, digamos, manía de comerse todo lo que pilla, se llama "PICA", que se debe a la ansiedad, y que es posible (aunque difícil) tratarlo.

Así que aquí estamos, tratando a mis dos pequeños con Flores de Bach y con la ayuda de Laura Trillo para conseguir que Nala se recupere de todo, y de la posible mochila que Mojito puede llevar y de la que os hablaré más adelante.

Namaste

Cristina

Dedico este post a mi madre, a Amaia Martín y a Laura Trillo, por toda la ayuda que, cada una en su área, nos han dado.